Páginas

miércoles, 14 de marzo de 2012

De Especie Humana

Por primera vez me sentí imperfecta, pero con mucha satisfacción y orgullo. Me sentí fuerte a pesar de caer y dar contra el suelo. Tuve un límite al hacer lo que hize, pero mis fuerzas jamás se acabaron porque dí hasta el cansancio. Y aunque dí lo mejor de mi y no gane, pude setirme como una ganadora para mis adentros.

Esta vez admití que soy un ser humano de carne y hueso, y no de acero inxidable. Que tengo la nececidad de divertirme y depejarme, como lo es comer y dormir. También comprendíque que mis temores y ansiedades son diferentes a las de otros. Y con que me sucedan a mi, es suficiente como para decir que me afecta.


sinceramente...............


Monica

No hay comentarios:

Publicar un comentario